6 razones por las que un viaje a Argentina nunca es suficiente

Extensa, acogedora y colorida tanto en su patrimonio cultural mixto como en su variada campiña, Argentina es una nación que promete, y ofrece unas vacaciones espectaculares. Pero cualquiera que haya estado, se da cuenta tan pronto como toque tierra argentina que una visita, es decir, diez, nunca es suficiente. Este es el por qué.

1. Nunca descubrirás toda la rica cultura y tradiciones de este país

Desde  los gauchos de la estepa argentina hasta los elegantes bailarines de tango de  San Telmo en Buenos Aires, cada rincón de este gran país está vivo con una cultura con raíces tan diversas como Europa y  los pueblos andinos.

Para aquellos que buscan sumergirse primero en la cultura argentina, no busque más allá de  unas vacaciones en el norte de Argentina, mientras que otras  tradiciones locales, tan variadas como la parrilla y la siesta, se pueden encontrar en prácticamente todos los pueblos y ciudades.

2. Con un viaje no descubrirás  una pequeña proporción de la increíble variedad de vida silvestre nativa de Argentina

La colonia de pingüinos de Magallanes de  Punta Tombo, las focas y las ballenas francas australes de la península de Valdés son algunos de los residentes más famosos de Argentina, pero ¿sabías que también es posible echar un vistazo al gato de Geoffroy o la rea ​​de Darwin,  solo algunos de los exóticos argentinos? vida silvestre que habita en las regiones pampeanas.

3. Es un país que tiene algo para todos

Si bien los viajes en Argentina pueden estar asociados con los mochileros, en realidad es un lugar con atracciones para todos los gustos y todos los presupuestos.

Desde  tours en Argentina para familias hasta  lujosas lunas de miel de aventura, hay mucho más en este país de lo que parece, y muchas razones para regresar en sus próximas vacaciones.

 4. Luego está la comida

Desde el desayuno tradicional de lunas y café hasta la parrilla familiar,  la comida argentina es deliciosa y deliciosa. Y eso es incluso antes de comenzar con  los postres clásicos argentinos, como el dulce de leche y el helado hecho a mano. Créanos, ¡un viaje en el que vale la pena comer nunca es suficiente para saciarse!

 5. ¿Mencionamos las bebidas?

Las bebidas como el mate con cafeína amarga, son un poco de un gusto adquirido, mientras que otras, como  el omnipresente vino argentino, el Malbec y la nueva tendencia del país  en cerveza artesanal son más universales en su atractivo.

6. Un viaje corto te deja con ganas de más

En última instancia, unas cortas vacaciones en Argentina nunca son suficientes para ver y experimentar realmente la vibrante vida y los paisajes de esta gran nación. En cambio, en el momento en que te vayas, prepárate para comenzar a planificar tu próximo viaje.