5 cosas que hacer en Río Gallegos, Argentina

Río Gallegos es la ciudad más austral del continente argentino. Aunque con frecuencia se pasa por alto a favor de la ciudad de Ushuaia.

Río Gallegos tiene mucho que ofrecer, especialmente si está buscando algo un poco menos turístico. Entonces, ya sea que esté de paso o use la ciudad como su base, Río Gallegos es una opción pintoresca, discreta pero entretenida. Entonces, sin más preámbulos, aquí están nuestras cinco mejores cosas para hacer en Río Gallegos.

1.    Ver los pingüinos de Magallanes de Cabo Vírgenes

Uno de los mayores beneficios de visitar una ciudad que está menos orientada a los turistas es el tiempo a solas que puede obtener con la espectacular vida salvaje de la Patagonia. Río Gallegos está cerca de Cabo Vírgenes, una playa que alberga una gran colonia de pingüinos de Magallanes.

Durante los meses de verano, de diciembre a febrero, puedes ver decenas de pingüinos merodeando en la orilla. Además, para agregar a la magia, es probable que te encuentres completamente solo en la playa con estas adorables criaturas.

2. Museo de los Pioneros

Para una ciudad de su tamaño, Río Gallegos tiene una sorprendente cantidad de museos interesantes.

Uno de los mejor reseñados es el Museo de los Pioneros, que cuenta la historia de los primeros occidentales en llegar a la región. Esencialmente, el museo es una casa preservada en el estilo del siglo XIX, con objetos interesantes que incluyen ropa, adornos y muebles, todos dispuestos exactamente como estaban en 1900.

3. Museo Provincial Padre Jesús Molina

Si la ciencia y la naturaleza son lo tuyo, otro museo que Río Gallegos tiene para ofrecer es el Museo Provincial Padre Jesús Molina.

El museo detalla la historia natural del área, incluyendo exhibiciones de dinosaurios fosilizados que fueron excavados cerca. Además, los visitantes también pueden aprender más sobre arqueología, geología y las culturas indígenas de los alrededores.

4. Laguna Azul

Laguna Azul es verdaderamente de otro mundo, formada en el cráter de un volcán inactivo, la laguna es de un intenso color turquesa.

Rodeado por una serie de formaciones rocosas fascinantes creadas por la actividad volcánica, cualquier visitante del área podría pensar que estaba explorando la superficie de otro planeta. 

Además, nadie está exactamente seguro de cómo se formó la laguna o qué tan profunda es.

5. Estancias

Una parte importante de la cultura rural argentina es la ganadería. La mayor exportación de Río Gallegos es la lana, por lo que el tipo de rancho más común, o estancia, son las granjas de ovejas.

El público es libre de deambular por estas enormes propiedades, observando la vida silvestre y disfrutando del paisaje.

Si busca una ciudad en su aventura patagónica que ofrezca algo un poco diferente, Río Gallegos es una excelente opción.